¿App nativa, web o híbrida?

· · · | Programación

Que las aplicaciones móviles han conquistado un gran mercado y han modificado los usos cotidianos que la mayoría de gente le da a internet, no quedan dudas. Pero, a la hora de optar por una app propia para tu negocio, empresa o proyecto: ¿cuál es el tipo de aplicación que debes emplear de acuerdo a tus necesidades? Conoce las particularidades de las app nativas, web e híbridas. Luego, podrás sacar tus propias conclusiones.

Diferencias entre los tipos de app

Básicamente, podrás encontrarte con tres tipos de aplicaciones que están disponibles en el mercado: la app nativa, hecha en el lenguaje específico del sistema en el que se va usar; las app web, pensadas de una forma más universal y utilizable en diversas plataformas. Por último, las app híbridas, que combinan un poco de ambas cuestiones. ¡Conócelas mejor a continuación!

App nativa

Son las aplicaciones que se desarrollan en el lenguaje que utiliza cada plataforma sobre la cuál se van a montar luego. Están pensadas específicamente para ese sistema y no para otro, ya sea iOS, Android o Windows Phone. Suelen ser más costosas de desarrollar, pero cuentan con el plus de poder brindar una experiencia de uso completamente satisfactoria y acorde al dispositivo en el que corren. El caso es que si quieres abarcar Android, iOS y Windows Phone, tienes que pensar en tres programaciones de app diferentes. Imagina las app que son exclusivas de iPhone como claro ejemplo de una app nativa.

App web

Se basan en lenguajes de programación típicos de web como HTML, Javascript o CSS. Esto las hace mucho más flexibles y fáciles de programar. Además, cuentan con la ventaja de que se pueden incorporar al diseño responsive o adaptable. Son prácticas, más económicas, pero dependen sí o sí de conexión a internet para poder ser ejecutadas sin problemas. Cuentan como contra que no siempre cubren todos los aspectos del dispositivo en uso, además que no suelen ser tan firmes en cuestiones de seguridad informática. Hablando de ejemplos, te encontrarás con las que se usan para leer periódicos o en algunos sitios de compra online sencillos. Las hay a raudales.

App híbrida

Como su nombre lo indica, tienen una combinación de ambos factores. Pueden mezclar aspectos de Javascript o HTML con cuestiones que tienen que ver directamente con una app nativa. Para que te des una idea, algunas app masivas tales como Uber o Instagram están montadas bajo sistema híbrido, puesto que les permite ofrecer una aplicación fidedigna tanto en iOS como en Android, algo fundamental hoy día. Además, esto le facilita al desarrollador centrarse en otros aspectos de la app y no tanto en el lenguaje a emplear. No llegan al nivel de especificidad que tiene una aplicación nativa, pero muchos especialistas las prefieren incluso por encima de estas, por la adaptabilidad que brindan y la calidad final del producto que permiten.

¿Qué tipo de app te conviene usar?

Desde luego, si quieres tener una aplicación para tu negocio, empresa o sitio web, debes considerar primeramente qué tipo de app vas a emplear para tu público.

  • Una app nativa es una opción que quizás debas tener en cuenta si necesitas opciones de seguridad muy fuertes (e-commerce, por ejemplo) y una experiencia de uso completamente satisfactoria para tus usuarios. Vas a tener un coste mayor y, si quieres abarcar varios tipos de dispositivos, desarrollar más de una.
  • Una app web te va a venir bien si tu presupuesto no es muy elevado y quieres hacer una aplicación para fidelizar público o brindar más y mejores funcionalidades de lo que lo haces en versión web. Se puede desarrollar de una forma relativamente asequible e igualmente vas a obtener excelentes resultados.
  • La de las app híbridas es una excelente opción si tienes la posibilidad de desarrollar algo a medio camino entre nativo y web. Recuerda, además, que hay herramientas que te permiten compatibilizar algunos lenguajes. Te va a salir algo más caro que una aplicación web, pero menos que una nativa. Y vas a obtener un resultado final más que interesante.

Las aplicaciones son pequeños programas que están revolucionando el uso de los dispositivos móviles y del internet mismo. ¿Te vas a quedar afuera de esto? Consulta con tu desarrollador web de confianza y comienza a pensar en un plan para sumar a tu negocio o empresa a esta tendencia.

SofiArt